18 feb. 2014

Herrerasaurio, el dinosaurio de la semana

El dinosaurio de esta semana, la tercera semana del segundo mes del año, será el herrerasaurio, un dinosaurio carnívoro que fue uno de los primeros grandes carnívoros, un dinosaurio que indicó en aquella época que los dinosaurios iban gobernar la Tierra. Si queréis saber más sobre este animal, seguir leyendo lo que hay a continuación:
                                   
El herrerasaurio fue un dinosaurio carnívoro con una cabeza grande y estrecha. Este cráneo le servía para penetrar en profundamente en el cuerpo de sus víctimas para alimentarse de los jugosos órganos internos del animal. Este dinosaurio tenía unos dientes curvos y en forma de punta. Éstos eran lo bastante fuertes para penetrar en el cráneo de los animales que caían en sus garras. El herrerasaurio poseía un gozne especial en la mandíbula inferior que le permitiera sujetar a su víctima con un mordisco del que nunca escapaban. Las garras eran sorprendentemente afiladas y poderosas. La función de estas garras pudo haber sido la de haber mantenido inmóvil a la presas mientras éstas intentaban escapar. Las extremidades anteriores del herrerasaurio eran bastante poderosas y poseían garras en forma de gancho. El depredador pudo haberlas utilizado para acuchillar a sus presas con el objetivo de infundirles una herida mortal que acabaría cuando se desangraran. Tras haber estudiado las garras de este dinosaurio, algunos paleontólogos afirman que no era un verdadero dinosaurio, sino un paso intermedio entre dinosaurios y sus antepasados más primitivos. Nadie sabe de qué color eran los dinosaurios, sin excluir al herrerasaurio, pero se cree que el herrerasaurio pudiera tener marcas de camuflaje, lo cual le hubiera ayudado a esconderse en el sotobosque para hacer emboscadas a sus presas. Este dinosaurio tenía una cola que separaba a una distancia bastante grande del suelo. El herrerasaurio es uno de los dinosaurio que se conocen desde hace más tiempo. Su aparición hizo que los depredadores de cuatro patas perdieran la batalla por la supervivencia. Muchos con sentido del humor,
preguntan si el herrerasaurio se llamaba así porque era "el dinosaurio herrero" pero en realidad, en su tiempo lo llamaron así por el campesino que lo encontró, cuyo nombre era Victorino Herrera. Algunos paleontológos creen que los dinosaurios como el herrerasaurio podían haber vivido en manadas. Algunas teorías afirman que podrían haber combatido por ser el macho dominante, ya que se han encontrado mordiscos de la misma especie en algunos esqueletos de herrerasaurio, como hacen los lobos en la actualidad. El herrerasaurio medía unos tres metros de largo; exactamente igual que la mitad de la altura de un Tyrannosaurus Rex. Se estima que su peso podría oscilar entre cien y ciento ochenta kilogramos. Se han encontrado fósiles de este dinosaurio, el herrerasaurio, en la región de San Juan, que se encuentra en Argentina, al pie de los Andes. Haciendo frontera con el país de Chile. Cuando hace 220 millones de años, en el Triásico, esta parte de Tierra formaba parte del supercontinente Pangea. El clima de la Tierra era más cálido que en la actualidad y los desiertos y bosques estaban mucho más extendidos.

15 feb. 2014

Mary Anning, la buscadora de fósiles

Esta entrada trata sobre una paleontóloga que vivió en Inglaterra y que encontró fósiles que revoucionaron las teorías de esa época, hasta Charles Darwin escogió uno de sus fósiles para estudiarlo. Leamos más sobre esta curios mujer:
                                                       
Nació en 1799 en una ciudad de Inglaterra llamada Lyme Regis. Con solamente unos 12 años de edad, Mary Anning descubrió algo que cambió el destino de su vida inmediatamente. Unos cuantos meses antes, su hermano (cuyo nombre era Joseph) había encontrado el fósil de algo que se asemejaba al cráneo de un cocodrilo, pero su hermana pequeña se mostraba bastante escéptica con ese fósil, y como si de una simple sopa de letras se tratara, estuvo investigando para encontrar la verdad. Joseph no parecía darle mucha importancia a aquel fósil, por lo que dejó a su hermana sóla en la investigación sobre ese supuesto cráneo de cocodrilo. Eso ayudó a que cuando Mary contara solamente 12 años recién cumplidos hubiera recaído en una piedra rara que en realidad sería un fascinante y gran fósil de de hasta 5'2 metros de largo que no se parecía a ningún animal conocido en esos tiempos. Esto sería además un paso de gigante para esta pequeña paleontóloga.

Se contaba el año 1810 en Gran Bretaña, o Inglaterra, una época en la que la teoría creacionista estaba empezando a moverse de un lado a otro frente a nuevas teorías. Sólo hacia un año, en 1809, un tal Lamarck había dado a conocer su teoría evolutiva. El descubrimiento de aquel "monstruo" que encontró aquella niña causó cólera entre los círculos científicos, y en cambio, entre la sociedad inglesa estaba entusiasmada y todo el mundo quería ver el fósil hallado por la niña. Un hombre llamada William Bullock, de profesión naturalista, expuso el fósil en una mansión de Londres de forma que todos lo pudieran ver. Pronto, los geólogos y biólogos de aquellos tiempos empezaron a investigar aquel fósil para saber que era en realidad, así cómo Everard Home, que escribió largos artículos describiendo el aspecto del monstruo en vida: al principio pensaron que era un pez, luego alguien expuso la teoría de que podría ser un antepasado del actual ornitorrinco, e incluso se llegó a creer que podría haber sido una mezcla entre lagartija y salamandra.


Pero lo que en realidad había encontrado Mary Anning era nada menos que una especie de ictiosaurio, un reptil que vivió en el mar durante el periodo que se encontraba entre el Cretáceo y el Triásico (el Jurásico). Su apariencia era similar a la de un delfín. Lo que más apasionaba y apasiona ahora es que el fósil se había encontrado prácticamente completo y estaba en unas condiciones maravillosas, ya que anteriormente se habían encontrado restos de ictiosaurio, pero nunca completos, sólo unos pequeños huesos.
Por aquella hazaña merecedora de los más grandes paleontólogos y buscadores de fósiles, Mary Anning sólo recogió unas 27 libras, sin saberlo, le habían timado, ya que no sabía por cuánto podía vender ese fósil ya que no se le había presentado otra ocasión parecida. Pero algo muchísimo más importante había nacido en el interior de Mary Anning, su vocación como buscadora de fósiles.

Mary procedía de una familia de clase baja, por lo que sumado a que era una mujer, hizo que se le dificultara enormemente su entrada hacia el mundo de la ciencia. La Sociedad Geológica de Londres nunca la admitió, por lo que no pudo formar parte de ella, y además la tomó siempre como si fuera una intrusa. Si hubiera formado parte de esta comunidad científica, probablemente obtendríamos muchísima más información y documentación sobre sus hallazgos fósiles, ya que, en ocasiones, los paleontólogos publican informes a base de los fósiles que ella encontraba sin ni siquiera mencionarla. Uno de los mejores amigos de Mary Anning escribió una vez: "Mary dice que el mundo la ha utilizado hasta la saciedad... estos hombres de ciencia han chupado su cerebro y han sacado un gran partido publicando obras de las cuales ella elaboró los contenidos, recibiendo nada a cambio."

Pero todas estas desgracias no impidieron que Mary desarrollara su afición. Tras el éxito que había generado el hallazgo del ictiosaurio, se decidió a abrir ella sóla por sus propios medios una tienda de fósiles. Este nuevo proyecto atrajo geólogos de casi toda Europa e incluso América, que venían en busca de sus exóticos hallazgos. Incluso llegó a pasar George William Featherstonhaugh (el primer geólogo de la historia de EEUUy uno de los que más contribuía en el Liceo de Historia Natural de Nueva York): Hombres de altísima clase también iban hasta Inglaterra para comprarle sus fósiles a Mary, cómo el rey Federico Augusto II de Sajonia, que se permitió el capricho de comprarse un icitiosaurio para su colección particular.

Lo más curioso de Mary Anning era su educación autodidacta: diseccionaba peces y sepias para compararlos con los fósiles que hallaba y se leía rápidamente cualquier libro de paleontología que pasara a través de sus ojos. Todo ello consolidó el papel de Anning como una de las más grandes expertas en la materia. De hecho, años antes de haber fundado su tienda de fósiles, ya había realizado muchos otros grandes hallazgos. Incluso estaría bien decir que, desde el hallazgo del ictiosaurio, Mary no paró jamás de encontrar más fósiles nuevos.

Por ejemplo, entre 1820 y 1821, cuando ella tenía 22 años de edad, realizó otro descubrimiento importante: Un extraño fósil de lo que parecía ser otro nuevo reptil marino. De nuevo, volvió a ser el foco de atención de numerosos paleontólogos y geólogos, que empezaron a idear teorías sobre el origen de aquella rareza. Resultó ser el primer fósil de plesiosaurio, un animal que poseía 5 metros de longitud y que era procedente del Jurásico Superior, el cual despertó la admiración de todos los científicos. Unos años más tarde, la propia Mary encontró otro fósil de plesiosaurio que estaba en mejores condiciones que el primero, ya que el primero se encontró sin el cráneo, el segundo, en cambio, era perfecto.


Un geólogo llamado William Daniel Conybeare escribió el artículo más importante sobre este animal y le dio su nombre, pero en ningún momento mencionó a Mary Anning como la descubridora del fosil. Esta no es más que una de las numerosas muestras de desprecio que sufrió la paleontóloga a lo largo de su historia.


Pero sus descubrimientos también generaban desconfianza. El naturalista Georges Cuvier, que era una de las mayores autoridades en el campo de la anatomía comparada, dudó de la veracidad del fósil y se dispuso a examinarlo por sí mismo para comprobar si era una copia o algo parecido. Yes que, el enorme cuello del plesiosaurio tenía unas 35 vértebras, lo que extrañó al naturalista, que pensó que el cuello podría ser una mezcla de varias vértebras de animales. Sin embargo, con la ayuda de la Sociedad Geológica de Londres llegó a la conclusión que era un fósil verdadero, incluso reconoció que se había equivocado.

A lo largo de su vida, Mary Anning encontró muchos otros fósiles que dieron un gran paso de gigante en el mundo de la ciencia. Simplemente por poner un ejemplo, en el año 1828, descubrió un ejemplar del Dapedium politum, un pez que vivió entre el Jurásico y el Cretáceo. También encontró partes del esqueleto de un pterosaurio. Otra de sus contribuciones fueron los numerosos belemnites que enocontró -una clase de moluscos-.

Pero la importancia de Mary Anning en la historia de la ciencia va mucho más allá que el simple descubrimiento de unas simples especies: sus pruebas paleontológicas aportaron uno de los mayores apoyos a la teoría de la extinción de las especies, un elemento indispensable para la teoría de la evolución. Aunque científicos como Cuvier ya habían expuesto que ciertos mamíferos como el Mamut habían desparecido, muchos otros pensaban que esos animales seguían existiendo en zonas inexploradas del planeta. Sin embargo, cuando Mary  llegó con aquellos raros fósiles nadie se atrevió a dudar que podrían seguir existiendo.

También fue una de las fundadoras de la ciencia geológica que hoy en día conocemos con la palabra paleontología, demostrando que se podía estudiar la historia de los seres vivos mediante fósiles. El análisi de la cronología de la Tierra a partir de pruebas fósiles sufrió un momento de auge gracias a muchos de sus descubrimientos.

Enlace directo: http://www.jlgdinosauriomania.blogspot.com.es/2013/11/tiempo-geologico.html

A los 47 años de edad murió desgraciadamente afectada por cáncer de mama, dejando tras de sí un legado inolvidable. Tras su muerte, numerosas obras se realizaron en su honor. Incluso la Sociedad Geológica de Londres le dedicó un homenaje que nunca antes se había hecho a nadie antes que no fuera de la sociedad, y menos a una mujer.


11 feb. 2014

Parasaurólofo, el dinosaurio de la semana

e me ha ocurrido que el dinosaurio de esta semana podría ser uno de los hadrosáuridos más famosos, ya que el género de este mes es Hadrosauridae, para que tengamos en la cabeza un aspecto físico de uno de los dinosaurios pico de pato con una de las crestas más estrafalarias del planeta. Si queréis saber más sobre este dinosaurio leer lo que viene a continuación:

                                                     
El parasaurólofo fue un hadrosáurido de la tribu Parasaurolophini. Como todos los demás hadrosáuridos, el parasaurólofo era herbívoro (comía plantas) y arrancaba el follaje con su pico parecido al de un pato recubierto de hueso. El pico era desdentado pero al final de la mandíbula tenía cientos de molares yugales que estaban entrelazados y eran ideales para masticar y arrancar plantas. Éstos eran reemplazados por otros a lo largo de su vida. Probablemente, lo más característico del dinosaurio podría haber sido su cresta. La cresta permitía al parasaurolofo lanzar llamadas sonoras en forma de ultrasonido con el sonido de un trombón. También podía haber sido una señal visual durante el apareamiento, aunque también pudo servir a los animales a distinguirse entre ellos. Había 3 diferentes de parasaurolophus: el parasaurolophus tubicen, el parasaurolophus walkeri, y el parasaurolophus crystocrystatus. Las diferentes especies se distinguían por la cresta:

  • El parasaurolophus tubicen poseía la cresta más espectacular de las tres especies, siendo ésta más alargada. Esta cresta podía llegar a medir hasta un metro de largo y estaba situada como una prolongación desde el hocico hasta la parte posterior de la cabeza.Seguramente la cresta habría producido una nota más baja que la de las otras dos especies. 

  • El parasaurolophus walkeri fue la primera especie de parasaurolophus en ser descubierta, sus restos fueron encontrados en el año 1920. Su extraordinario "tocado" dejó impresionados a los paleontólogos. 

  • El parasaurolophus crystocrystatus tenía la cresta más pequeña de entre las tres especies. La cresta tenía una curva pronunciada y habría producido una nota mucho más aguda. Algunos paleontólogos creen que se trata de la forma femenina.
El parasaurólofo bien podría haber caminado a dos patas como a cuatro patas. Cuando éste se hallaba sobre las patas posteriores, la larga cola le podría haber ayudado a mantenerlo en equilibrio. La cola parecía aplastada y los paleontólogos que lo reconstruyeron piensan que podría haberla utilizado como los cocodrilos, para ayudarle a nadar en aguas bajas. Aún así, ahora se piensa que podría haber sido usada como defensa y para dar giros rápidos durante la huida frente a otros depredadores. Sus patas anteriores (las que estaban situadas enfrente, adelante) eran diez veces más débiles que las patas posteriores. Probablemente, su función habría sido ayudar al dinosaurio a apoyarse cuando este dinosaurio se encontraba con unas plantas jugosas en el suelo o para levantarse cuando estaba tumbado. En las patas anteriores había unas pezuñas, que al igual que las patas, eran más pequeñas que las -pezuñas- posteriores. Las pezuñas tenían cuatro dedos y eran puntiagudas, por lo que los expertos piensan que podría haberlas utilizado para cavar, pero resultaban inútiles como arma de defensa. Las patas posteriores también tenían unas pezuñas. Eran anchas para poder soportar su gran peso. Eran similares a las pezuñas de los rinocerontes, terminaban en forma de casco, pero había algo que no coincidía con las pezuñas anteriores, éstas tenían sólo 3 dedos. Vivía en manadas, por lo que tenía un comportamiento gregario y usaba un "proyecto" muy eficiente que explicaremos al final de la entrada. El parasaurólofo medía unos diez metros de longitud, y su altura podría haber sido de unos tres metros en la cadera y hasta 5'2 metros a lo alto de la cresta. Se estima, gracias al peso de su esqueleto y a la estimación del peso de su carne, músculos y órganos que podría haber pesado hasta tres toneladas y media. El parasaurolophus walkeri, el primer parasaurólofo encontrado fue encontrado en Alberta, Canadá. Los restos de parasaurolophus crystocrystatus y parasaurolophus tubicen fueron encontrados en Nuevo México, después se encontraron más restos en Utah. Se han llegado a encontrar hasta 6 cráneos de parasaurólofo, aunque, desgraciadamente, ninguno de ellos se ha hallado completo. El parasaurólofo vivió en el periodo Cretácico, y fueron muy abundantes gracias a su sistema de comunicación. Parasaurolophus vivía en frondosos bosques de coníferas y pinos, con diversos ríos. Aún así, a veces el alimento escaseaba cuando las temperaturas bajaban, por lo que este hadrosáurido se obligaba a emigrar hacia el sur en busca de comida. Parasaurolophus compartía el territorio con hadrosaurios como Corythosaurus, Gryposaurus, etc..., Pachyrhinosaurus, Gorgosaurus, Daspletosaurus, Stygimoloch, Edmontonia etc...El Parasaurolophus fue un animal gregario que vivía en grandes manadas. Al emigrar, las crías se encontraban en el centro de un círculo, en cuyos lados se encontraban los más fuertes y robustos del grupo.
Los primeros restos de este dinosaurio se encontraron en 1990. En 1992 estos restos fueron descritos por el Dr. William A. Parks. Algo muy raro de este dinosaurio es que la mayoría de lso especímenes encontrados muestran esqueletos casi completos, y algunos incluso impresiones de piel. En 1997 unos científicos utilizaron en Nuevo México una cámara de RAYOS X y tecnología sonora por ordenador para estudiar un cráneo de este dinosaurio y recrear la llamada que pudiera haber generado el parasaurólofo. Como se había previsto, el sonido fue más bien un graznido profundo y muy resonante. Probablemente, el sentido más desarrollado del parasaurólofo podría haber sido el oído. En cambio, los científicos creen que el sentido de la vista no habría estado muy desarrollado...

SISTEMA DE DEFENSA DEL PARASAURÓLOFO

  1. Mientras todos los parasaurólofos de la manada comían, uno estaba de guardia. Gracias a su excelente sentido del oído, el parasaurólofo escucha a un depredador acercarse.
  2. El parasaurólofo emite un sonido que alerta a los demás parsaurólofos.
  3. Mientras el depredador se queda aturdido gracias al infrasonido, los parasaurólofos tiene tiempo de llegar a un sitio seguro.
Este dibujo está hecho bastante mal, pero nos enseña en imágenes lo que he explicado:

5 feb. 2014

Hadrosauridae, el género del mes

Para los que leen este apartado que se hace en este blog por primera vez, recuerdo que en realidad no existe algo que tenga que ver con la clasificación de los dinosaurios que se llame "género", sino que he utilizado esta palabra para poder englobar diferentes clasificaciones de dinosaurios como clados, tribus, subfilos, subfamilias, etc.. y hablar de ellas como si fueran una misma cosa (aunque no lo sean). Si queréis saber más obre este grupo de dinosaurios llamados hadrosaurios, leer lo que hay a continuación:                    
               
Los hadrosaurios son una familia de dinosaurios ornitópodos que fueron particularmente abundantes en el último periodo del Mesozoico, llamado Cretácico. Probablemente, el parasaurolophus sea el hadrosaurio más famoso actual. Gracias a su particular cresta, este dinosaurio emitía infrasonidos parecidos a un trombón. Los hadrosaurios vivían en lo que hoy es Europa, Asia y Norteamérica, aunque en el periodo en el que vivieron era conocido como Laurasia, la parte que estaba más hacia el norte que había en la Tierra cuando se separaron los continentes.

Enlace directo: http://www.jlgdinosauriomania.blogspot.com.es/2013/12/movimientos-de-las-placas-tectonicas.html

Los hadrosaurios (o hadrosáuridos) eran herbívoros (comían plantas) usando los molares que tenían al final de la mandíbula. Tenían un pico achatado, similar al de un pato actual. Por lo que se les llama vulgarmente a veces como "dinosaurios pico de pato". Todos los hadrosaurios vivían en manada, por lo tanto eran animales gregarios. Muchos de los hadrosaurios se caracterizaban por la cresta que poseían sobre la cabeza, que a la vez eran muy raras. Los paleontólogos han sacado varias teorías de las funciones de la cresta de algunos hadrosaurios. Ya que eran huecas, se cree que si algún miembro de la manada supervisaba a un depredador por los alrededores podrían haber emitido un sonido con su cresta para avisar a los demás miembros de su manada que estaban en peligro y así poder escapar a tiempo antes de que llegaran. A parte de esa función, los paleontólogos creen que podrían haber servido como referencia a distinguirse unos a otros. Las crestas tenían las formas más disparatadas así como la del tsintaosaurus, que parece un palo en posición vertical sobre la cabeza, o como la del lambeosaurio, que parece un hacha tumbada sobre la cabeza... eso sí, no todos los hadrosáuridos tenían una cresta. La mayoría caminaba a cuatro patas, por lo que eran cuadrúpedos, pero algunos expertos en esta materia han demostrado que también podrían haber caminado a dos patas "bípedamente", para poder llegar a las ramas más altas y para salir corriendo cuando un depredador corría tras la manada hambriento. A continuación encontraremos como se divide la familia Hadrosauridae y algunos datos de tribus que había entonces:

La familia Hadrosauridae contiene las subfamilias Hadrosaurinae y Lambeosaurinae. La subfamilia Hadrosaurinae contiene 3 diferentes tribus además de hadrosaurinos que están sin clasificar como Naashoibitosaurus, Lophorhothon, Anasazisaurus, Hadrosaurus y Kerberosaurus. Las tribus hadrosaurinas son la tribu Edmontosaurini, que contiene al Anatotitan, Edmontosaurus y Shantungosaurus, la tribu Maisaurinil, que contiene al Brachylophosaurus y al Maiasaura, y por último la tribu Saurolophini que contiene al Kritosaurus, al Gryposaurus, al Prosaurolophus y al Saurolophus. Además, Hadrosauridae, la familia de la que estamos hablando que es el género del mes contiene otra subfamilia llamada Lambeosaurinae. Esta subfamilia contiene a los especímenes Amurosaurus, Aralosaurus, Jaxartosaurus, Barsboldia, Nanningosaurus y  Tsintaosaurus además de hasta dos tribus llamadas Corythosaurini, que contiene al Corythosaurio, el Hypacrosaurio, el Olorotitan, el Lambeosaurus y el Nipponnosaurus, y la última tribu es llamada tribu Parasaurolophini que contiene al Parasaurolophus, Charonosaurus y Arenysaurus.

Tribu Edmontosaurini
La tribu edmontosaurini es una tribu de hadrosaurinos que vivieron en Norteamérica y Asia en el Cretácico. Se considera edmontosaurínido a los hadrosaurinos con cabeza plana, con una nariz expandible y una pequeña ornamentación de hueso sobre la cabeza.

Tribu Maisaurini
Los dinosaurios pertenecientes a esta tribu poseían cráneos anchos y tenían encoma de la cabeza una sólida cresta ósea. Vivieron en la misma era que los edmontosaurínidos y en el mismo lugar.

Tribu Saurolophini
Se caracterizaban por la presencia de un hueso nasal con forma de arco que terminaba en el hocico dándole de perfil una nariz bulbosa, que habría podido estar cubierta de un saco de piel extensible.

Subfamilia Lambeosaurinae
Fue una familia de dinosaurio ornitópodos que vivieron en el Cretácico. Son más robustos que los hadrosaurinos con espinas neurales más pronunciadas y presentan características crestas que estaban huecas.

Tribu Parasaurolophini
Tenían una cresta tubular más grande.