18 feb. 2014

Herrerasaurio, el dinosaurio de la semana

El dinosaurio de esta semana, la tercera semana del segundo mes del año, será el herrerasaurio, un dinosaurio carnívoro que fue uno de los primeros grandes carnívoros, un dinosaurio que indicó en aquella época que los dinosaurios iban gobernar la Tierra. Si queréis saber más sobre este animal, seguir leyendo lo que hay a continuación:
                                   
El herrerasaurio fue un dinosaurio carnívoro con una cabeza grande y estrecha. Este cráneo le servía para penetrar en profundamente en el cuerpo de sus víctimas para alimentarse de los jugosos órganos internos del animal. Este dinosaurio tenía unos dientes curvos y en forma de punta. Éstos eran lo bastante fuertes para penetrar en el cráneo de los animales que caían en sus garras. El herrerasaurio poseía un gozne especial en la mandíbula inferior que le permitiera sujetar a su víctima con un mordisco del que nunca escapaban. Las garras eran sorprendentemente afiladas y poderosas. La función de estas garras pudo haber sido la de haber mantenido inmóvil a la presas mientras éstas intentaban escapar. Las extremidades anteriores del herrerasaurio eran bastante poderosas y poseían garras en forma de gancho. El depredador pudo haberlas utilizado para acuchillar a sus presas con el objetivo de infundirles una herida mortal que acabaría cuando se desangraran. Tras haber estudiado las garras de este dinosaurio, algunos paleontólogos afirman que no era un verdadero dinosaurio, sino un paso intermedio entre dinosaurios y sus antepasados más primitivos. Nadie sabe de qué color eran los dinosaurios, sin excluir al herrerasaurio, pero se cree que el herrerasaurio pudiera tener marcas de camuflaje, lo cual le hubiera ayudado a esconderse en el sotobosque para hacer emboscadas a sus presas. Este dinosaurio tenía una cola que separaba a una distancia bastante grande del suelo. El herrerasaurio es uno de los dinosaurio que se conocen desde hace más tiempo. Su aparición hizo que los depredadores de cuatro patas perdieran la batalla por la supervivencia. Muchos con sentido del humor,
preguntan si el herrerasaurio se llamaba así porque era "el dinosaurio herrero" pero en realidad, en su tiempo lo llamaron así por el campesino que lo encontró, cuyo nombre era Victorino Herrera. Algunos paleontológos creen que los dinosaurios como el herrerasaurio podían haber vivido en manadas. Algunas teorías afirman que podrían haber combatido por ser el macho dominante, ya que se han encontrado mordiscos de la misma especie en algunos esqueletos de herrerasaurio, como hacen los lobos en la actualidad. El herrerasaurio medía unos tres metros de largo; exactamente igual que la mitad de la altura de un Tyrannosaurus Rex. Se estima que su peso podría oscilar entre cien y ciento ochenta kilogramos. Se han encontrado fósiles de este dinosaurio, el herrerasaurio, en la región de San Juan, que se encuentra en Argentina, al pie de los Andes. Haciendo frontera con el país de Chile. Cuando hace 220 millones de años, en el Triásico, esta parte de Tierra formaba parte del supercontinente Pangea. El clima de la Tierra era más cálido que en la actualidad y los desiertos y bosques estaban mucho más extendidos.