12 mar. 2018

Evolución y diversificación de los mamíferos (II)

Esta entrada es una continuación de la anterior, publicada la semana pasada, en la que hablamos sobre la evolución y el origen de los mamíferos. Hoy hablaremos más específicamente sobre los mamíferos y no los grupos que los precedieron, presentando una descripción de su diversificación a lo largo de las dos últimas eras geólogicas. Sigue leyendo para conocer esto:

Resultado de imagen de diversificacion mamiferos
Comparativa a escala del elefante y sus ancestros. Imagen de alumnatbiogeo.blogspot.com.

El primer primate, el género Purgatorius, apareció en Norteamérica a finales del Cretáceo, y era parecido a las tupayas modernas, mamíferos parecidos a musarañas. Los condylartros aparecieron durante esta época, dando lugar tras la extinción masiva del Cretáceo y dividiéndose en las próximas clases de las que aparecieron los ungulados y carnívoros. De esta manera, durante el Terciario, la era posterior a la Secundaria (Mesozoico), cuando metaterios y euterios se habían claramente diferenciado, se produjo una explosión de especies de metaterios, aumentando las posibilidades de supervivencia de la especie debido al mayor grado de desarrollo y autonomía de las crías.
En el comienzo del Eoceno, después del Paleoceno, aparecieron todas las órdenes actuales, aunque no completamente desarrolladas. Los creodóntidos, unos de los primeros carnívoros de tamaño medio, establecieron las pautas para la evolución de mamíferos carnívoros; además de animales como Zeuglodon que que también dejaron las bases de la evolución de las ballenas, delfines y rocas. Grupos como los uintaterios, titanoterios y calicoteros, precursores de los ungulados, ocuparon su mismo nicho hasta que éstos aparecieron. Otros herbívoros como Eohippus o Mesohippus, precursores de caballos y elefantes respectivamente ocuparon el planeta entero. Los únicos mamíferos voladores de los que se tiene constancia, los murciélagos, también aparecieron en Norteamérica durante esta época, con géneros primitivos y basales como Onychonycteris. Aún así, los que alcanzaron un mayor grado de evolución, fueron los primates, adquiriendo hábitos arbóreos, que podían compararse con los lémures y társidos actuales.

Resultado de imagen de condylarthraResultado de imagen de creodontosResultado de imagen de calicoterios
Izquierda - Representación de un condylartro de es.wikipedia.org. Centro - Ilustración de Hyaenodon, un creodonto de es.wikipedia.org. Derecha - Escultura a escala real de un calicoterio, Chalicoterium, de www.todoFONDOS.com.

Durante el Oligoceno, precedente al Eoceno, roedores y lagomorfos se adaptaron, alcanzando estados y tamaños parecidos a los de los actuales ratones, conejos, liebres y ratas. Los condylartros de los que hablamos antes, se extinguieron poco a poco dejando lugar a los artiodáctilos, de primeramente hábitos acuáticos como los antracoterios, hipopótamos primitivos. Algunas de las mayores formas de vida mamíferas como Indricotherium aparecieron también durante esta época, junto a Mesohippus, un estado más evolucionado del predecesor de caballos. Hablando sobre carnívoros, Hyaenodon y Dinictis, primera hiena y primer felino, además del primer cánido, aparecieron.

Resultado de imagen de antracoteriosResultado de imagen de indricotheriumResultado de imagen de dinictis
Imagen de Antracotherium de es.wikipedia.org. Centro - Paraceratherium por NTamura. Derecha - Dinictis felina por Teratophoneus.

Durante el Mioceno y el Plioceno hubo un mayor florecimiento de los mamíferos debido a la adaptación que enfrentaron frente al enfriamiento del clima que hubo tras la primera glaciación. El intercambio de especies entre Eurasia y África hizo posible que los elefantes llegasen a Norteamérica e imposibilitando la llegada de carnívoros como félidos, cánidos y también ungulados, que invadieron África. Estos carnívoros eran representados por géneros como Machairodus y Smilodon, conocidos mejor por "tigres de dientes de sable". Muchos de estos ungulados adquirieron su fisionomía actual, aunque con incluso más diversidad de la que conocemos hoy en día, presentando variabilidad de tallas, colores o cornamentas. Los primates siguieron su evolución hacia los antepasados de homínidos hasta el Pleistoceno, en la Era Cuaternaria cuando aparecieron los Homo sapiens, una especie que acabó con muchas de las que ya existían, domesticaron otras cuantas e hicieron adaptarse a las demás.
Resultado de imagen de hombre prehistorico mamut smilodon
Imagen de www.zooportraits.com en la que se muestran los distintos mamíferos que convivieron con el ser humano a escala.