17 ene. 2015

Historia de los fósiles de pterosaurios (I)

Esta entrada es la primera de dos. Va sobre la historia de los fósiles de pterosaurios: las primeras teorías que lo postularon y los descubrimientos más importantes. Es la primera entrada, lo que se ve, debido a que he puesto en el título (I), que en números romanos es (1). La segunda parte la publicaré la semana que viene.
Antes que nada, decir que toda esta información ha sido recogida de este libro: Atlas ilustrado de los Dinosaurios voladores, Pterosaurios. Escrito por Peter Wellnhofer.

En 1764, Karl Theodor entregó la dirección del Naturalienkabinett a Cosimo Alessandro Collini (historiador y naturalista alemán). Él, Cosimo Alessandro Collini, sería el primero en examinar y en escribir un tratado científico sobre un fósil perteneciente a un pterosaurio. Este tratado científico se publicó en el Acta Academiae Theodor-Palatinae en 1784. El fósil sobre el que se hablaba en este tratado científico era un fósil bien conservado de las canteras de caliza de Eichstätt, en Baviera,

Izquierda - Karl Theodor de en.wikipedia.org. Centro - Cosimo Alessandro Collini de de.wikipedia.org. Derecha - El fósil que estudió Collini, perteneciente a Pterodactylus.

Alemania. Collini no creía que estos fósiles fueran formaciones minarles, fenómenos de la naturaleza u otras numerosas teorías que formularon naturalistas del s. XVIII.  El creía que eran seres vivos de épocas primitivas (como realmente eran), por lo que los comparó con plantas y animales actuales, pero para comparar este fósil, se le dificultó bastante. No encontraba ningún animal con el que pudiera compararlo. El fósil era un esqueleto bien conservado con un hocico largo y dentado, garras

Cráneo de Pterodactylus antiquus. Véase el hocico largo, con dientes curvados. Imagen recortada de la original de godzillin.blogspot.com.es.

en manos y pies, y huesos finos y largos en los brazos (que eran las extremidades alares), aunque Collini creía que el pie derecho y la mano derecha no pertenecían a este animal (más tarde reconoció que las extremidades podían doblarse y expresó la hipótesis de que a los mismos podría haber estado unida una membrana). Entonces, Collini encargó una reproducción en cobre del fósil, que realizó Verhelst. Al intentar clasificarlo, Collini se dio cuenta de que no era un ave, pero lo asoció con los murciélagos (debido a los largos brazos plegados, la cola y las patas traseras), aunque rechazó también esta interpretación (por el hocico largo). Entonces, realizó la hipótesis en la que exponía que

Imagen en la que se muestra lo que pensaba Collini, ¿cómo clasificar a Pterodactylus? Imagenes de de.wikipedia.org, en.wikipedia.org., memespp.com, desdepuebla.com.

el animal vivía en el mar. 17 años después de que se volviese a prestar atención al fósil de pterosaurio de Collini, Georges Cuvier se dio cuenta que este animal pudo haber sido un reptil (cosa que no pensó Collini). También reconoció que los largos miembros delanteros eran como falanges muy alargados de un dedo de la mano, en el que la membrana alar debía ir fijada. Por lo que, este misterioso animal era volador. Unos 50 años después se encontraron más fósiles de pterosaurio en Solnhofen, esta vez con marcas de la membrana alar. Esto confirmó completamente la hipótesis de

Georges Cuvier  de skepticism.org.

Cuvier. Pero el misterioso animal no tenía nombre, pero en 1809, Cuvier lo bautizó como Ptero-dactyle (dedo de ala). En la Academia de Ciencias del 27 de diciembre de 1810, Soemmerring (anatomista y cirujano, aunque realizó investigaciones paleontológicas y era un interesado de la astronomía y otras ciencias) realizó una conferencia. La conferencia trataba sobre este fósil de pterosaurio de Karl Theodor, que ahora tenía él en su colección. En su conferencia (impresa en


Izquierda - Ptero-dactyle (pterodactylus) en una reconstrucción actualizada por N.Tamura. Derecha - Soemmerring de histel.com.

1812), Soemmerring se refería a los puntos de vista de Collini en tono crítico. En el análisis de Soemmerring, anunciaba que Ptero-dactyle era un mamífero, una clase de murciélago desconocida, semejante a la teoría de Johan Hermann (profesor de Estrasburgo), y que además era un eslabón perdido entre los mamíferos y las aves. Soemmerring denominó al fósil de Eichstätt Ornithocephalus antiquus (cabeza de ave antigua). Y Soemmerring no cometió tantos errores como Cuvier, ya que

Izquierda - Johann Herman de spenn2.cappelendamm.no. Derecha - Ornithocephalus de www.reptileevolution.com.

éste tenía el fósil original, por lo que se fijó en que los huesos de la parte anterior del brazo no era el esternón (como aclaró Cuvier), por ejemplo. Pensó (Soemmerring) que era parecido al zorro volador de la India y que probablemente se alimentara de insectos. En 1817 describió el segundo fósil de pterosaurio, también de la caliza de Eichstätt. Lo denominó Ornithocephalus brevirostris (cabeza de ave con hocico corto). Lo comparó con el murciélago Vespertilio murinus, y clasificó ambas formas en un nuevo género de murciélagos que eran parecidas al zorro volador. En 1819, Cuvier cambió el nombre que antiguamente asignó (Ptero-dactyle) por el actual nombre: Pterodactylus y le añadió

Animales con los que comparó Soemmerring a Ornithocephalus brevirostris. Izquierda - Vespertilio murinus de blog-speedy.blogspot.com. Derecha - El zorro volador (Pteropus vampyrus) de herramientas.educa.madrid.org.

longirostris (de hocico largo). En Recherches sur les ossemens fossiles de 1812 por Cuvier, se oponía de nuevo a la idea de Soemmerring, ya que decía que Pterodactylus no podía ser un murciélago porque no se podían distinguir los diferentes tipos de dientes, además degía de ser un reptil debido a las vértebras, costillas y pelvis. Cuvier resumió su investigación diciendo que Pterodactylus eran reptiles que volaban gracias a una membrana sujeta por un dedo de la mano y podían colgarse de las


Izquierda - "Recherches sur les ossemens fossiles" de Georges Cuvier. Imagen de openlibrary.org. Centro y derecha - Deberías incluir en reptilia a... Pterosauria (según Cuvier dijo). Imagen del centro - Varios reptiles de es.wikipedia.org y derecha - Imagen modificada de la original de abc.es.

ramas con los otros, con una gran cabeza y dientecillos puntiagudos. En 1820, Soemmerring seguía describiendo a este Pterodactylus de Solnhofen como un murciélago y ese año, Johan Baptist von Spix (zoólogo) publicó un breve tratado sobre dos falanges de pterosaurio aisladas, de Solnhofen. En 1825, Bayreuth Georg Graf zu Münster pidió a Soemmerring que opinara sobre una supuesta cabeza de Pterodactylus de Solnhofen. En 1825, Bayreuth Georg Graf zu Münster pidió a Soemmerring que opinara sobre una supuesta cabeza de Pterodactylus de Solnhofen. Éste le contestó: Da la impresión

Izquierda - John Baptiste von Spix de pl.wikipedia.org, el de las falanges aisladas. Derecha - Cráneo del que pidió Münster la opinión a Soemmerring. Luego se descubrió que perteneció a Rhamphorhynchus.

de pertenecer a un género de ave acuático, parecido a la gaviota y al somormujo. A partir de 1825, se consideró el primer resto de ave del Jurásico. Graf Münster envió un molde de este fósil a Georg August Goldfuss (catedrático de historia natural de la Universidad de Bonn). Georg August Goldfuss sugirió que podría ser un cráneo de pterosaurio. Lo denominó Ornithocephalus muensteri. Goldfuss, era claramente, quién tenía razón, además, podía compararlo con Pterodactylus crassirostris (más tarde Scaphognathus), cuyo cráneo era más parecido al fósil de Münster. Más tarde se descubrió que este era el primer ranforrínquoideo. Goldfuss pensaba que solo utilizaban sus garras para aferrarse a

Izquierda y centro - Animales con los que comparó Soemmerring la supuesta cabeza de Pterodactylus, (izquierda=gaviota; centro=somormujo). Imágenes de www.jorgefoto.com y avesdesierramorena.sierramorena.com. Derecha - Goldfuss de es.wikipedia.org.

las rocas, árboles, etc, que podían volar y que probablemente revoloteaban en la superficie del agua para cazar insectos. Además, Goldfuss creía haber visto señales de pelo en el fósil, pero era un error. Johann Georg Wagler tenía una idea completamente diferente; pensaba que eran anfibios, que no tenían pelo, que sus patas eran aletas, tenían una vaina de piel fuerte y utilizaban las alas como aletas. Todos tenían ideas diferentes, incluido Edward Newman (zoólogo inglés) que pensaba que eran marsupiales. Él mismo realizó un dibujo en el que mostraba como eran estos animales, que presentó en 1843. Y en 1827 surgió un cambio radical; la paleontóloga inglesa Mary Anning encontró restos de pterosaurio en

Izquierda - Reconstrucción de Johann Georg Wagler de pterosaurios anfibios. Centro - Pterosaurios-murciélagos de Edward Newman. Derecha - Mary Anning. Las tres imágenes son de commons.wikimedia.org.

Lyme Regis, Dorset, Inglaterra. Hasta ese momento todos eran alemanes. Estos restos se analizaron por William Buckland (profesor de geología de la Universidad de Oxford).  Llamó a este fósil Pterodactylus macronyx, por las grandes garras. Owen acuñó el género Dimorphodon en 1859 a este fósil, por lo que pasó a ser Dimorphodon macronyx. En 1830 Carl Theodori anunció el descubrimiento de restos de pterosaurio aislados en Main, Franconia. Expuso estos restos y otros más. Esta exposición fue visitada por Owen, Buckland, Buch, Goldfuss y Hermann von Meyer.

Izquierda - William Buckland de en.wikipedia.org. Centro - Dimorphodon de otra entrada de este blog (click arriba en el enlace "Dimorphodon" para verla). Derecha - Sir Richard Owen de en.wikipedia.org.