2 oct. 2013

Microceratops, el dinosaurio de la semana

Microceratops (ahora llamado comúnmente por los paleontólogos, microceratus) es un dinosaurio ceratópsido (cara con cuernos) vivió hace más de 70 millones de años en Mongolia, en el Cretáceo superior. El Microceratus se alimentaba de hierbas bajas y pequeños y bajos arbustos. Este animal, a pesar de ser un dinosaurio (a los que todos nos imaginamos a los grandes, invencibles, gordos y estúpidos dinosaurios) era de 1 metro de longitud y  solo 60 centímetros de altura.
El microceratus tenía un esbelto pico en la boca con el que arrancaba las raíces del suelo. Aunque era bastante pequeño, solo alcanzaba los hierbajos apoyándose en las cuatro patas, aunque cuando veía peligro, podía salir corriendo sobre sus patas traseras. Este dinosaurio podía pesar entre 4 y 7 kilogramos. El microceratus se escondía entre las manadas de dinosaurios más grandes como Gilmoreosaurus u Homalocephale para estar más seguro, ya que para los velocirraptores y tarbosaurios era una de sus comidas más jugosas y tiernas que tenían.