8 dic. 2014

Coahuilaceratops, el dinosaurio de la semana

Hoy, el dinosaurio de la semana debía de ser un herbívoro. Así que elegí un ceratópsido, que hacía mucho tiempo que no aparecía en las entradas de este blog, ya que el último ceratópsido que salió como dinosaurio de la semana fue Psittacosaurus. En todo caso, el nuevo dinosaurio de la semana ya está aquí: su nombre es Coahuilaceratops.

Coahuilaceratops magnacuerna por CamusAltamirano.

Coahuilaceratops fue un dinosaurio ornitisquio neornitisquio ceratopsio y ceratópsido. Fue un animal robusto con unos cuernos impresionantes, incluso ostenta el récord de los cuernos más largos en un dinosaurio (tanto aviario como no aviario). Los cuernos del cráneo original miden 1,2 metros, aunque estamos seguros de que éstos pudieron llegar a medir incluso 2 metros. El Coahuilaceratops tenía un pico córneo con el que arrancar las plantas. Al igual que Mark Loewen y Scott Sampson, tiene

Labocania anomala se dispone a morder a Coahuilaceratops magnacuerna. Arte por 

mucho parecido con otros dos ceratopsios: Arrhinoceratops y Anchiceratops. El Coahuilaceratops tenía una gola ósea enorme, aunque no era la más grande de entre todos los ceratópsidos. La punta de la gola acababa en punta y tenía otras protuberancias óseas que sobresalían como pequeños cuernos. Si vieras un Coahuilaceratops, lo primero en lo que te fijarías sería el cráneo, y lo segundo, en lo robusto que parece: parece muy imponente y muy grande. Ésto se debe a que la gola hace parecer al

Ceratopsianos por cisiopurple. En la imagen se encuentran Agujaceratops (a), Centrosaurus (b), Pentaceratops (c), Avaceratops (d), Achelousaurus (e), Coronosaurus (f), Pachyrhinosaurus (g), Agathaumas (h), Nedoceratops (i), Chasmosaurus (j), Albertaceratops (k), Anchiceratops (l), Arrhinoceratops (m), Nasutoceratops (n) y Coahuilaceratops (o).

Coahuilaceratops más grande, a parte de que este dinosaurio era, en verdad, robusto. Necesitaba cuatro patas como columnas que terminaban en dedos (cuatro dedos en las patas delanteras y tres en las traseras). Las patas delanteras eran más pequeñas que las traseras, lo que forzaba a

Arte por Rufina-Tomoyo en la que se muestra a este colorido Coahuilaceratops saliendo de entre la maleza.

Coahuilaceratops a mantener la cabeza en dirección al suelo. Esto no sugiere que probablemente se alimentó (entre otras cosas) de plantas de crecimiento bajo, así como helechos, colas de caballo, cícadas, arbustos pequeños o árboles en etapa de crecimiento. Si ya he dicho esto, no hace falta decir que os diga que fue un dinosaurio herbívoro. La cola hacía contrapeso a la gran cabeza del animal.

Izquierda - Coahuilaceratops magnacuerna de www.featurepics.com.Derecha - El dinosaurio de la semana por Teratophoneus.

El Coahuilaceratops pudo llegar a medir hasta unos siete metros, poco menos de la media de la longitud de un Triceratops adulto. Tenía otros dos metros de altura y unas cinco toneladas de peso. Coahuilaceratops significa "Cara con cuernos de Coahuila", en referencia a su localidad original de
Cráneo de Coahuilaceratops. Las partes en color señalan los fósiles encontrados pertenecientes a esa parte de su cráneo. Imagen de unews.utah.edu.

descubrimiento (Coahuila de Zaragoza, México). Este dinosaurio vivió hace 72 millones de años, en el Campaniano en lo que hoy es Norteamérica. Existe sólo una especie de Coahuilaceratops: Coahuilaceratops magnacuerna. "Magnacuerna" significa cuernos grandes, para adivinarlo, sólo hay que traducir del latín.

Mark Loewen, el inventor de este precioso género de ceratopsoideo. Imagen de www.sltrib.com.

Los primeros restos de Coahuilaceratops, y hasta ahora, únicos, fueron encontrados cerca de Saltillo. Saltillo es la ciudad capital del estado de México Coahuila de Zamora. Estos restos se encontraron en
El Porvenir de Jalpa, en General Cepeda (una ciudad cercana a Saltillo), por Claudio de León, un

Claudio de León junto a la reconstrucción del cráneo de Coahuilaceratops. Imagen de dinoclaudio.wordpress.com.

paleontólogo. Estos restos constituían dos especímenes: un adulto y un juvenil. El esqueleto fue desenterrado entero, limpiado y descrito ocho años después. El nombre del género y la especie se puso en 2010 por Mark Loewen. El esqueleto se desenterró durante ocho años por paleontólogos procedentes de Alberta, del Museo de Historia Natural de Utah.

Cráneo de Coahuilaceratops (vista lateral) en un laboratorio. Imagen de zocalo.com.mx.