15 may. 2016

Pruebas que afirman la evolución de las aves

Hoy veremos algunas pruebas que afirmen la evolución desde los dinosaurios no avianos hasta los pájaros, ya que sigue habiendo mucha gente que no se cree este hecho. Esta entrada está relacionada con esta otra entrada en la que se habla del proceso en sí.

Evolución de las aves por Matt Mart de palaeos-blog.blogspot.com.

Aunque se ha comprobado sólidamente que las aves evolucionaron desde un tipo específico de dinosaurios, hay gente que no se cree este hecho. Hoy repasaremos algunas de las características, hechos y hallazgos que indican su evolución a partir de dinosaurios terópodos:

La aparición de las primeras aves
Los primeros pájaros basales evolucionaron en el Triásico hace 215 millones de años con Protoavis, aunque este género es dudoso. En todo caso, el primer ave conocida más antigua y que sea segura es el conocido Archaeopteryx lithographica, considerado el primer ave. Este animal ya tenía plumas, alas y pico, aunque consideraba características como huesos en la cola, dientes en el pico, entre otras. Más tarde evolucionaron también otros dinosaurios que si los vieras a primera vista dirías que son pájaros normales.

Izquierda - Protoavis de es.prehistrico.wikia.com. Derecha - archaeopteryx lithographica por MALvit.

Plumas
Desde la década de 1990 se han encontrado numerosos fósiles de dinosaurios no avianos con plumas, lo que afirmaba más pruebas sobre la relación entre dinosaurios y pájaros. Estas plumas eran de varios tipos: desde protoplumas (que no son plumas exactamente como las de las aves actuales sino que son algo entre el pelo y el plúmon, para mantenerse calientes) hasta plumas completamente evolucionadas.

Fotografía del fósil de Microraptor gui en la que se señalan las plumas por flechas de en.wikipedia.org

Esqueleto
Los dinosaurios y las aves comparten muchas características anatómicas, presentes en: el cuello, muñeca en forma de media luna, pubis, brazos, clavícula, omóplato y huesos pectorales.

Comparativa entre Ornithomimus (por Keiji Terakoshi) y un avestruz (de www.taranga.net).

Reproducción
Un estudio efectuado a un esqueleto perteneciente al famoso Tyrannosaurus rex ha permitido a los investigadores establecer el sexo de un dinosaurio por primera vez. Las aves hembras desarrollan un tipo especial de tejido óseo en sus extremidades llamado hueso medular cuando depositan los huevos que sirve para formar la cáscara del huevo. Esto nos indica otra relación y otra evidencia más. Además, un estudio muy reciente nos habla de las "ceremonias de raspado" en dinosaurios, ya que se han encontrado marcas de garras con una antigüedad que nos indican que fueron hechas por dinosaurios. Estas ceremonias de apareamiento tienen lugar actualmente con algunos pájaros.

Izquierda - Fotografía del hueso medular de Tyrannosaurus rex de pirman.es. Derecha - Imagen del estudio en el que se hablaba sobre estas ceremonias de raspado en dinosaurios.

Gastrolitos
Los gastrolitos son piedras que son tragadas por los animales y que ayudan a triturar las fibras resistentes del alimento a la hora de entrar al estómago. Se encuentran en numerosos fósiles de dinosaurios y también son ingeridas hoy en día por pájaros y aves de todas clases.

Gastrolitos entre los fósiles de un dinosaurio. Imagen de lexicoon.org.