12 sept. 2016

Mamifichas prehistóricas: Uintatherium

Hace bastante tiempo que no hablamos de ningún mamífero prehistórico y hoy hablaremos de nuevo de uno: Uintatherium. Este herbívoro es conocido por las raras estructuras de su cráneo. Sigan leyendo para saber cuáles son éstas y más datos acerca de él.

Imagen de www.wildworldvisuals.com.

Uintatherium fue un mamífero euterio dinocerato uintatérido. Aunque muchas veces se les relaciona con los rinocerontes modernos debido a su similitud, no están relacionados. Su cráneo era robusto y grande, con una pequeña cavidad cerebral. El peso craneal era disminuido por varias cavidades nasales en las paredes del cráneo, de la misma manera que en los elefantes. Los cráneos pertenecientes a machos tenían seis osicones que podrían haber estado cubiertos de piel, de los cuales se desconoce su función, aunque es probable que sirviesen para defenderse o para el cortejo. Su dentición era un tanto extraña debido a que los caninos superiores eran bastante largos, de 25 centímetros, parecidos a los tigres dientes de sable. Aún así, estos caninos eran una característica de dimorfismo sexual ya que eran más largos en machos que en hembras. Tenía unos molares que se adaptaban a la masticación de materia vegetal. Tenía unas patas robustas con pezuñas que servían para soportar al animal. Fue un animal herbívoro y se alimentó de hojas, hierba y algunos arbustos. Es probable que viviesen cerca de ríos o lagos, ya que también se alimentaban de plantas acuáticas, en una época de calentamiento global después de la última glaciación. Se extinguieron hace 37 millones de años debido al cambio climático y dado que competían por el mismo nicho ecológico con brontoterios y rinocerontes.

Uintatherium sp. en su hábitat natural de www.taringa.net.

Medía entre tres y cinco metros de longitud. Su nombre significa "bestia de los montes de Uinta", ya que sus restos se encontraron cerca de estos montes. Existen dos especies: Uintatherium anceps, la especie tipo, y Uintatherium insperatus. Vivieron durante el Eoceno.

Uintatherium anceps a escala, de palaeos-blog.blogspot.com.

James Van Aller Carter y Joseph Corson fueron los descubridores de los primeros fósiles que pertenecieron al Uintaterio, encontrados en julio de 1872 en una visita de Joseph Leidy a Fort Bridger. Le mostraron los restos a Joseph Leidy (un cráneo parcial, y también un húmero casi completo junto con varios fragmentos de las patas) y los describió, dándoles el nombre de Uintatherium robustum. Durante la Guerra de los Huesos, Othniel Charles marsh y Edward Drinker Cope exploraron la misma zona y encontraron varios restos de uintaterios pero los clasificaron con nombres diferentes para llevarse más mérito, aunque poco después se supo que pertenecían al mismo género. En 1940 Charles L. Gazin halló un fósil prácticamente completo (solo le faltaban las vértebras del cuello, una pata posterior y parte de un brazo, aunque esto se vio recompensado con un segundo cráneo de incisivos intactos) y excelentemente conservado en Wyoming.

Izquierda - Reconstrucción del esqueleto de Uintatherium de www.angelfire.com. Derecha - Cráneo del mismo animal de www.pinterest.com.