9 ene. 2017

Balaur, el dinosaurio de la semana

Hoy vamos con otro dinosaurio de la semana. Este dinosaurio es de dieta carnívora y estuvo emparentado con las aves. Seguid leyendo para descubrir toda la información que he logrado recopilar sobre este dinosaurio:

Resultado de imagen de balaur
Balaur de en.wikipedia.org.

Balaur fue un dinosaurio saurisquio terópodo tetanuro celurosaurio tiranorraptor maniraptoriforme maniraptor ave. Es considerado un ave-dinosaurio con características procedentes de los dos grupos. las extremidades anteriores eran pequeñas y estaban atrofiadas por lo que se piensa que no fueron muy útiles para cazar a sus presas. Al contrario que otros miembros de Paraves, Balaur no tenía una, sino dos garras grandes y retráctiles con forma de hoz en cada pie. Sus extremidades eran de una menor longitud pero de un mayor peso que las de sus parientes. Vivió en la Isla de Hateg, que era parte del archipiélago que conformaba por aquel entonces Europa, hace 70 millones de años. Esta isla es conocida como la "isla de los dinosaurios enanos", ya que el tamaño de la isla no permitía que los dinosaurios creciesen a un gran tamaño por lo que las especies autóctonas se especializaron y adaptaron formando un tamaño más pequeño, como es el notable caso de Magyarosaurus, un saurópodo de pequeñas dimensiones para su grupo. Andrea Cau, un paleontólogo italiano, afirma que muchas de las características de este dinosaurio podrían indicar su dieta, que no sería carnívora, sino omnívora o herbívora.
Resultado de imagen de balaur
Imagen de Balaur bondoc por Serge Krasovskiy.

Tuvo una longitud media de dos metros. Su nombre hace referencia a "Balaur", un dragón del folclore rumano, mientras que el nombre que designa la especie hace referencia a "fornido" o "fuerte". La única especie es Balaur bondoc, que cumple la función de especie tipo.Vivió en el Maastrichtiano del periodo Cretáceo hace 70 millones de años.

Resultado de imagen de balaur prehistoric wildlife
Balaur a escala de www.prehistoric-wildlife.com.

Los únicos restos fósiles de la especie fueron descubiertos por Zoltán Csiki de la Universidad de Bucarest. Estos restos eran dos esqueletos parciales, y aunque no fueran completos, es el fósil más completo y mejor conservado de un terópodo del Cretáceo superior de Europa. Este material resultó constituir una nueva especie descrita en 2010.