18 ago. 2014

Pterodaustro, el dinosaurio de la semana

En la última entrada sobre el dinosaurio de la semana en el que el "dinosaurio" de la semana no fue un dinosaurio, expliqué que había una cadena. La cadena era: "Pterosaurios, Plesiosaurios, Ictiosaurios" y así repetidamente cada cierto tiempo. Pues si seguimos la cadena, tocaría un pterosaurio. El pterosaurio que he elegido es de cola corta, para igualar con los de cola corta con un pterosaurio cada uno que figuró en este puesto. El "dinosaurio" de esta semana es... ¡el Pterodaustro!

Un Pterodaustro, probablemente macho, alimenta a sus crías con el plancton recogido regurgitado. Imagen de Rodrigo-Vega.

El Pterodaustro fue un pterosaurio. Los pterosaurios no fueron dinosaurios, como se ha dicho anteriormente. Convivieron con ellos y seguramente, algunos llegaron a alimentarse de ellos: tanto dinosaurios a pterosaurios como pterosaurios a (probablemente) crías de dinosaurios. Los pterosaurios fueron reptiles que vivieron a lo largo y ancho de todo el Mesozoico. Tenían alas, que estaban formadas por una membrana alar que se extendía desde el cuerpo hasta el extremo del cuarto dedo. Los pterosaurios se clasificaban primariamente según la longitud de la cola: existen los "pterosauros de cola corta" y los "pterosaurios de cola larga".

En esta imagen se pueden observar a cinco géneros de pterosaurio: Rhamphornynchus, Pteranodon, Dsungaripterus, Pterodaustro y Anurognathus.

Las alas del Pterodaustro eran constituidas por piel reforzada con fibras fuertes. Es posible que las alas del Pterodaustro estuvieran infestadas de parásitos que se habrían alimentado de la sangre que corría por los diminutos vasos sanguíneos que podrían haber recorrido la fina membrana alar. El Pterodaustro tendría que haberse pasado horas desparasitándose a sí mismo para librarse de ellos y mantener sus alas en perfectas condiciones para el vuelo. El brazo tenía cuatro dedos. Los tres primeros se habían desarrollado con normalidad, mientras que el cuarto (una media entre todos los pterosaurios indica que el cuarto dedo pudo
Pterodaustro by Supaslim
En esta representación aparecen tres pterodaustros en una laguna rodeada de rocas. Se puede observar la distinción de sexo entre los tres Pterodaustros: los dos derechas llevan crestas de color rojo mientras que el de la izquierda no. El Pterodaustro de la derecha se encuentra en pleno momento de alimentación. Ilustración por: Supaslim.

ser...) fue incluso hasta 20 veces más largo que los tres primeros. Las patas posteriores contaban con cinco dedos. Cuatro de ellos eran largos y tenían garras en la punta. El quinto dedo era más corto que los otros cuatro.Las garras presentes en los cuatro dedos pudieron haber ayudado al animal a agarrarse a los acantilados donde se posaba, ya que se cree que este animal vivió en acantilados  cerca de las playas. Las órbitas presentes en el cráneo de Pterodaustro indican que desarrolló excelentemente el sentido de la vista. Aún así, el olfato no lo tenía muy desarrollado. Probablemente utilizaba su excelente vista para detectar

Reconstrucción de un pantano sudamericano en el Albiano donde pudo haberse alimentado el Pterodaustro. En la ilustración, realizada por Elperdido1965, aparecen también Argentinosaurus.

plancton en las lejanas aguas mientras volaba. El cráneo presentaba unas mandíbulas largas que estaban revestidas de centenares de delgados dientes. Los utilizaba para filtrar el agua y atrapar a las diminutas plantas y animales que contenía. Las largas mandíbulas hacia arriba de esta criatura, uno de los más extraños reptiles voladores , estaban cubiertas por más de 500 delgados dientes curvos.

Cabeza de Pterodaustro en la que se muestran los numerosos dientes que tuvo este pterosaurio. Reconstrucción por: Sebasruna.

El Pterodaustro pudo haber tenido una envergadura de hasta metro y medio. El cráneo tenía una longitud de veinticinco centímetros aproximadamente. Pterodaustro significa "Ala del Sur". El Pterodaustro fue el primer pterosaurio descubierto en Sudamérica. José Bonaparte encontró unos pocos huesos de pterosaurio en rocas de Argentina en 1970 y posteriormente un esqueleto completo aunque aplastado. José Bonaparte, el paleontólogo que descubrió sus restos, ha sido llamado "Maestro del Mesozoico", gracias a los numerosos descubrimientos que ha realizado en Sudamérica.
Cráneo de Pterodaustro de www.taringa.net