27 jun. 2015

Nuevas noticias (I)

Bueno, desde la última entrada con esta etiqueta han sucedido demasiados sucesos y no sé todavía si voy a hacer una segunda parte de esta entrada, aunque sea lo más probable. Pero aún así hoy vamos a tener en esta entrada los sucesos más importantes relacionados al mundo de los dinosaurios desde finales de diciembre de 2014.

Nueva especie de dinosaurio: Pentaceratops aquilonius
Los restos habían estado expuestos en un museo canadiense a lo largo de 75 años. Éstos estaban clasificados en un grupo diferente, hasta que Nick Longrich (de la Universidad de Bath) encontró un cierto parecido con otro dinosaurio encontrado en sudoeste de Estados Unidos. Estos dos especímenes pertenecían al género del dinosaurio ceratopsio "Pentaceratops", según el estudio. Esta nueva especie de dinosaurio herbívoro que vivió 75 millones de años antes ha sido llamada Pentaceratops aquilonius. Longrich cree que la causa de estas nuevas especies se causó en los periodos de migraciones cuando dinosaurios del mismo género se acostumbraban a nuevas características climatológicas de los diferentes hábitats.

Reconstrucción de Pentaceratops aquilonius propiedad de la Universidad de Bath.

Nueva especie de dinosaurio: Aquilops americanus
Un grupo de paleontólogos, liderado por el Doctor Andrew Farke han nombrado una nueva especie de dinosaurio ornitisquio ceratopsio herbívoro. Este dinosaurio vivió en Montana hace 108 millones de años. Aquilops fue un herbívoro con pico de loro. El grupo al que pertenece, Ceratopsia, es conocido porque sus integrantes tenían cuernos y enormes golas que utilizaban para cortejar a la pareja y otras utilidades, aunque Aquilops solo tenía unas pequeñas protuberancias óseas, no tan grandes como las de su pariente más conocido Triceratops. El significado de "Aquilops americanus" es cara aguileña americana, refiriéndose a la nacionalidad del fósil y al parentesco de su pico con el de este ave. Aquilops llegó a medir lo mismo que un pequeño gato, alrededor de 60 centímetros de longitud. El cráneo simplemente medía 8.4 centímetros de largo. Aquilops fue también el primer ceratopsio norteamericano, según el registro fósil.

Izquierda y derecha - Reconstrucciones de Aquilops americanus de sci-news.com.

Nueva especie de dinosaurio: Qijianglong guokr
El fósil de esta nueva especie pertenece a rocas de 160 millones de años localizadas en Quijiang, en el Sur de China, y fue encontrado en 2006. El material incluía las vértebras cervicales, el cráneo y la cola, entre otros huesos fósiles.  "Quijianglong" significa "Dragón de Quijiang", en referencia al pueblo donde fue descubierto. Este dinosaurio fue un dinosaurio saurisquio saurópodoherbívoro y con un cuello larguísimo: el cuello constituía la mitad de la longitud del dinosaurio. La nueva especie ha sido descrito por paleontólogos canadienses nueve años después del descubrimiento del fósil.

Qijianglong guokr por Lida Xing.

Los dinosaurios pudieron "drogarse"
Un grupo de investigadores y paleontólogos de la Universidad Estatal de Oregón han desenterrado una pieza de ámbar (resina fósil) con un hongo, llamado cornezuelo, bastante parecido al que produce la sustancia alucinógena LSD. Este ámbar fue desenterrado en una mina de Myanmar y pertenecen al Cretácico, ya que datan de entre 97 y 100 millones de años. En realidad no hay muestras que indiquen que los dinosaurios de aquella época ingiriesen esta droga alucinógena, ya que no se puede probar, pero este hongo y los dinosaurios coexistieron durante varios millones de años, lo que indica que pudieron llegar a comerse este hongo, aunque solo es una hipótesis. El hongo se conoce como Palaeoclaviceps parasiticus.

Izquierda- El ámbar con Palaeoclaviceps parasiticus. Fotografía de www.rujhaan.com. Derecha - Dinosaurios con alucinaciones... Imagen de www.dagopsia.com.

El Tyrannosaurus rex ya no es el dinosaurio con el mordisco más fuerte
Un nuevo estudio ha mostrado que un caimán prehistórico llamado Purussaurus brasiliensis tuvo una mordida dos veces más fuerte que la del T-rex. Este nuevo reptil vivió en lo que ahora es el Amazonas hace ocho millones de años. Purussaurus brasiliensis pudo llegar a medir hasta doce metros, lo mismo que el Tyrannosaurus. La mordida de este caimán pudo haber llegado a tener una presión de hasta 11 toneladas y media, lo que significa 20 veces la de un tiburón blanco.

Cómo Purussaurus habría sido en vida. Imagen de es.wikipedia.org.

Recrean digitalmente un Stegosaurus para calcular su peso
El equipo del Museo de Historia Natural de Londres ha utilizado escáneres en tres dimensiones para escanear los huesos del espécimen de Stegosaurus más completo hallado hasta el momento, Sophie, para calcular la masa corporal de este dinosaurio. El equipo lo calculó digitalmente en dos maneras diferentes con un resultado similar, por lo que el calculo debe ser verdadero.

Imagen de www.europapress.es.