21 sept. 2015

Kryptops, el dinosaurio de la semana

El nuevo dinosaurio de la semana es Kryptops, un carnívoro que será el dinosaurio durante los siguientes siete días en este mes. Podéis leer información de este dinosaurio, Kryptops palaios, en el texto escrito a continuación.
Kryptops palaios por Nobu Tamura.

Kryptops fue un dinosaurio saurisquio terópodo ceratosaurio abelisáurido. El cráneo era corto y también robusto. La cara maxilar estaba muy marcada con la presencia de hoyos e impresiones de vasos sanguíneos, lo que lleva a pensar a los paleontólogos que tuvo una cubierta de queratina unida bastante firme a la cara.  También se le representa con unas patas anteriores bastante pequeñas y probablemente desarticulados y unas patas traseras más fuertes. Tenía una cola rígida y fuerte, al

Izquierda - Kryptops de en.wikipedia.org. Centro - Kryptops por Todd Marshall. Derecha - K. palaios de flickr.com.

igual que su cuello que fue también corto y grueso. Sobre el lomo y el cuello tenía placas óseas que podrían haber sido útiles en caso de que hubiera batallas y luchas con otros dinosaurios o incluso con otros de su misma especie. Es uno de los abelisáuridos más antiguos. Se ha sugerido que pudo ser una quimera ya que los restos postcraneales se encontraron a quince metros del cráneo y podrían pertenecer a otro carcarodontosáurido como Eocarcharia. Kryptops tuvo una locomoción bípeda: apoyó todo su peso sobre las fuertes patas traseras. También se sabe que tuvo una dieta carnívora por
lo que se alimentó de animales más pequeños o de igual tamaño que él, aunque pudo haber colaborado y haber cazado en grupo para obtener presas más grandes de las que alimentarse.

Kryptops por Sergey Krasovskiy

Se estima que tuvo una longitud de entre seis y siete metros. Kryptops significa "cara cubierta". Existe una sola especie, la especie tipo, que es Kryptops palaios. Kryptops vivió hace entre 115 y 110 millones de años, en el Aptiense y Albiense del Cretáceo.

Kryptops a escala.

Los restos fósiles del holotipo, MNN GAD1, constituyen un esqueleto parcial que se encontró en Gadoufaoua, en el desierto Teneré de Nigeria. Incluía un maxilar con algunos dientes además de vértebras, costillas y pelvis. El género Kryptops se creó en 2008 por Paul Sereno y Brusatte.

Kryptops con uno de sus descubridores Paul Sereno. Imagen de usatoday30.usatoday.com.